Mindfulness. Guía básica para alcanzar la conciencia plena 5


Pero, ¿qué es el Mindfulness?

Por si no estás familiarizado con el significado de la palabra Mindfulness decirte que no es un término de fácil traducción al español. De hecho, a día de hoy goza de tanta popularidad que ya ni se traduce. Pero para que te hagas una idea de lo que significa, se podría traducir como atención plena o conciencia plena. En un sentido más informal incluso podría traducirse como meditación.

Posiblemente la definición que a día de hoy goza de más aceptación es la de John Kabat-Zhinn que ha definido el Mindfulness como prestar atención de una manera especial e intencionada en el momento presente y sin ánimo de juzgar.

Otra definición que me ha gustado mucho es la que he leído en el libro Aprender a practicar Mindfulness de Vicente Simón. Dicha definición reza así: Calmar la mente para ver con claridad.

¿Cuál es la finalidad del Mindfulness?

La respuesta es muy sencilla: la meditación. De hecho, el Mindfulness distingue entre dos tipos de meditación:

  • Informal. Meditación que se puede realizar en cualquier momento y en cualquier lugar.
  • Formal. Meditación que tiene en cuenta aspectos como un lugar adecuado, una postura idónea, un momento oportuno y un tiempo preciso.

¿Qué es la instrucción fundamental?

La instrucción fundamental es una de las claves del Mindfulness porque trata de tener plena conciencia de lo que está pasando, es decir, se trata de observar lo que está haciendo la mente. Y si es así es porque el Mindfulness es algo que pasa en el presente. Cuando la mente deja de estar en el presente, dejas de estar en Mindfulness. ¿Por qué? Porque cuando empiezas a pensar en el pasado o en el futuro tu atención plena desaparece.

¿Cómo afrontar la actitud en el presente?

1. Aceptación.

  • Otro concepto que el Mindfulness tiene muy en cuenta es el concepto de Aceptación. Al respecto de este término, Vicente Simón define la aceptación como no oponer resistencia a lo que ya es. ¿Qué significa esto? Pues que el concepto aceptar no significa una renuncia del futuro, sino reconocer la realidad que ya es en el presente

2. Desapego.

  • El desapego es otro término esencial en la práctica del Mindfulness. Pero, ¿Qué se entiende por desapego? El desapego no es más que desprenderse de algo a lo que estás aferrado. Y si es tan importante el desapego es porque sin él es imposible llevar acabo una buena meditación. Para meditar hay que desprenderse de las cosas y, más importante aún, de tu propio ego.

3. Curiosidad o mente de principiante.

  • La buena meditación es aquella que es capaz de ver las cosas por primera vez, como si de un principiante se tratara. Esto significa dejar a un lado el pasado y centrarse en el presente para experimentar nuevas experiencias que se te habían pasado por alto. Es lo que se podría denominar como desaprendizaje para adquirir nuevos aprendizajes.

4. Imparcialidad.

  • Otro factor muy a tener en cuenta es el hecho de no juzgar lo que se ve, se oye o se piensa. Ya te adelanto que no es tarea fácil, pero resulta fundamental para conseguir un estado de atención plena. Eso no significa que dejes de percibir la realidad que te rodea, sino que simplemente dejas de juzgarla.

El tiempo futuro como espejismo.

Uno de los objetivos de la práctica del Mindfulness es tomar conciencia de que no vives en el futuro, sino en el presente. Aunque parezca una obviedad, la vida actual está programada para proyectarse más en el futuro que en el presente. Para que lo entiendas, debes imaginarte el tiempo futuro como un espejismo. Porque pensar continuamente en el futuro hace que dejes de vivir el presente en plenitud.

Vivir en plena conciencia del presente te pemite afrontar el fututo como algo innecesario, es decir, no necesitas el futuro para vivir plenamente el presente. Se trata de vivir el aquí y el ahora sin esperar nada a cambio.

Emoción y Mindfulness.

¿Por qué existen las emociones? Las emociones existen y son necesarias porque te permiten la toma de decisiones, algo vital para la supervivencia de la especie a la que perteneces.

La técnica del Mindfulness está muy conectada con las emociones porque a través de la meditación se consigue un espacio entre la razón de la emoción y la respuesta a esta emoción. Cuanto más espacio exista entre razón y respuesta, más reflexiva será la respuesta en lugar de producirse de forma automática o impulsiva.

Cómo lograr el equilibro emocional en 7 pasos.

Vicente Simón en su libro Aprender a practicar Mindfulness hace referencia a 7 fases para un correcto equilibrio emocional. Dichas fases son:

1. Parar.

2. Respirar hondo.

3. Tomar conciencia de la emoción.

4. Permitir la emoción.

5. Tener autocompasión.

6. Dejar ir la emoción.

17. Actuar o no en función de las circunstancias.

Mindfulness y autocompasión.

Si la compasión consiste en tratar a los demás como quisiéramos ser tratados, la autocompasión es dar a uno mismo el cuidado, consuelo y serenidad tal y como haces con los que amas y sufren.

Una escala de autocompasión sería:

  • Ser amable y tolerante con uno mismo.
  • Ser capaz de compartir lo que te pasa.
  • Mindfulness

La autocompasión es un aspecto que valora y mucho el Mindfulness porque está íntimamente relacionado con el bienestar y es un factor clave para la felicidad. Entonces, ¿cómo se practica la autocompasión? Se puede practicar la autocompasión de 5 formas diferentes:

  • Física: respiración honda
  • Mental: meditación (Mindfulness)
  • Emocional: permitir y aceptar los sentimientos
  • Relacional: evitar el aislamiento y procurar relacionarse con otras personas
  • Espiritual: fidelidad de valores

Mindfulness y presencia.

Todo el Mindfulness se reduce en esencia a lo que se puede denominar como estado de presencia. No es una expresión fácil de explicar porque se trata de un estado que hay que vivir en primera persona. De hecho, me gustaría expresarlo en palabras de Vicente Simón:

Podríamos decir que nuestro ser no queda agotado en las cosas que vivimos, en las formas que percibimos o expresamos, sino que, aún viviendo y experimentado esas formas, seguimos conscientes de ese alguien que las vive o experimenta, del ser que ese alguien es y que todo lo presencia. (…)

Uno de los símbolos más utilizados para hablar de la presencia es el espacio porque es un símbolo que representa la conciencia y es capaz de contenerlo y abarcarlo todo.

Se trata de identificar el estado de presencia con el espacio, es decir, no por lo que contiene, sino por ser un contenedor. Concibiendo el estado de presencia como un contenedor, entenderás que no puede sucederte nada porque el espacio no puede dañarse y nadie ni nada puede afectarlo.

Lograr un estado de presencia es sinónimo de plenitud y plena satisfacción, un estado en el que te conviertes en alguien invulnerable.

Mindfulness. A modo de conclusión.

Vivir como vives en una época obsesionada con el momento futuro, hace más necesario que nunca parar y tomar conciencia nuevamente del valor del presente, el único momento que vives. El Mindfulness te quiere enseñar que de lo que se trata no es de vivir, porque vivir vivimos todos, sino de tomar conciencia de vivir en presencia, de vivir en el presente por y para el presente. Hay que tener la valentía de parar y mirar hacia uno mismo desde la autocompasión y con el pleno convencimiento de que otra manera de vivir es posible, una forma que no tiene otro objeto que tu bienestar, tu invulnerabilidad y tu plenitud.

En posteriores artículos mi intención es la de abordar el Mindfulness aplicándolo al aula. Otro reto más vivido desde el presente. Espero que desde ese presente me sigas acompañando. Cuento contigo.

Nota. Este artículo no hubiera sido posible sin la lectura del artículo Aprender a practicar Mindfulness de Vicente Simón y que desde Justifica tu respuesta te recomiendo encarecidamente.

http://justificaturespuesta.com/mindfulness-guia-basica-para-alcanzar-la-conciencia-plena/


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 ideas sobre “Mindfulness. Guía básica para alcanzar la conciencia plena